FUNKY  

 

La palabra Funky se aplicó originalmente, en los años 1950, a un determinado tipo de jazz (Funky jazz). Por extensión, se aplica a toda música que contenga unas determinadas características que se relacionan con cualidades consideradas "negras": Ritmo fuertemente acentuado, en especial las líneas de bajo, utilización de riffs muy sincopados, etc.

Originalmente se aplicó a una forma de tocar jazz, dentro del estilo hard bop, fuerte y rítmico, muy visceral, con influencias del blues y el gospel y con elementos de tradición africana; estilo que se llamó precisamente funky, aunque más tarde se le designaba también como soul jazz. Sin embargo, desde muy pronto, el término comenzó a utilizarse para referirse a la música "animada y bailable", en un sentido muy similar al de la palabra groove, a pesar del rechazo de esta identificación por parte de la crítica jazzística.

A comienzos de la década de 1960, el término "funky" pasó a designar una manera de blues y soul muy negras. En la segunda mitad de esa misma década, especialmente a partir de James Brown, esta forma de tocar se consolidó como un género específico, el Funk.

Actualmente, la palabra "funky" se utiliza tanto para referirse a la cualidad propia del "Funk", como para indicar otras músicas que contienen los elementos básicos del propio "funk". Es por tanto un término abierto que se centra más en la forma de tocar que en el estilo musical concreto.

 

 

  PRESENTACIÓN
 
  LA ESCUELA
 
  ACTIVIDADES
 
  CONTACTO
 
  DONDE ESTAMOS
 
  GALERÍA
 
  NUESTROS PROFESORES